Saltar al contenido
Blog de Reiki

Autotratamiento reiki

A pesar de que el reiki suele estar destinado a tratar a otras personas (al menos esto es lo que se piensa) en realidad también ayuda a sanarnos a nosotros mismos. Esto es algo que se aprende paso a paso, a medida que avanzamos en los diferentes niveles que hay en la práctica reiki.

Hoy descubriremos cómo se realiza el autotratamiento reiki guiado, en qué nivel se ve y las posturas que debemos tener en cuenta para hacerlo de la manera adecuada.

Autotratamiento guiado paso a paso

reiki autotratamiento en casaEl autotratamiento reiki es esencial, ya que si no sabemos curarnos a nosotros mismos y reequilibrar nuestra energía no podremos hacer lo propio con los demás. Por eso, es importante que, durante la formación, pongamos especial atención en cómo hacer el autotratamiento reiki.

Primero veremos en qué nivel de la formación en reiki se inicia este proceso de autotratamiento. Seguidamente, descubriremos las posturas y las posiciones que son necesarias, así como los pasos que hay que seguir. También, daremos algunas indicaciones que es necesario que se tengan muy en cuenta para que la autocuración tenga éxito.

Nivel 1

El autotratamiento reiki se aprende cuando estamos en el nivel 1 de la formación para convertirnos en maestros. La razón de esto está en que en este nivel debemos deshacernos de todo aquello que puede evitar que nos alineemos con la energía universal y la capacidad para canalizarla adecuadamente.

No olvidemos que la energía universal será nuestro instrumento para poder sanar a otras personas. Este es un nivel de iniciación, pero en el que ya se menciona y se pone en práctica el autotratamiento reiki. Si no superamos este nivel, no podremos acceder al siguiente, el nivel 2.

Posiciones y posturas para autotratamiento en casa

Para llevar a cabo el autotratamiento reiki debemos conocer los distintos chakras que hay en nuestro cuerpo y las funciones que tienen. Cada uno de estos chakras, al trabajarlo con las manos, permite sanar diferentes dolencias y desbloquear la energía que está estancada. Veamos algunas de las posiciones y posturas para que podamos llevar a cabo el autotratamiento reiki.

  • Manos en vertical puestas sobre los ojos: empezaremos por esta zona y las manos también cubrirán ambos lados de la nariz y de la boca hasta la barbilla. Debemos mantener esta posición y las que veremos a continuación durante 3 y 5 minutos.
  • Manos detrás de la cabeza: las manos se irán a la parte posterior de la cabeza. Después, las bajaremos un poco hacia las cervicales.
  • Manos en vertical en la garganta: las pondremos a ambos lados de la garganta y las mantendremos durante los minutos recomendados. Podemos visualizar el color del chakra correspondiente que es el azul turquesa.
  • Manos en el pecho: las dos manos bajarán de la garganta hacia el corazón y las mantendremos horizontalmente sobre el pecho entre 3 y 5 minutos. Pasado ese tiempo, las bajaremos a la parte inferior de la caja torácica, debajo del pecho, para abrir el tercer chakra.
  • Manos sobre el plexo solar: en este caso las manos también estarán en posición horizontal. Primero, se situarán encima de la barriga y después bajarán hasta la pelvis.
  • Manos detrás de la espalda: situaremos las manos, ahora, en la parte de atrás de la espalda y las bajaremos hasta que queden situadas encima del sacro.
  • Manos en la zona púbica: a medida que bajamos, nuestras manos formarán un triángulo superponiendo los dedos de una mano sobre la otra. Las manos se mantendrán sobre el hueso pélvico y, después, se situarán sobre los genitales.
  • Manos en las rodillas: por último, las manos se deslizarán hacia abajo para ponerse cada una en su rodilla correspondiente. Para realizar esta postura es mejor que estemos sentados. Finalmente, caerán hasta los pies. Primero en el tobillo, después en la parte superior del pie para terminar en la planta.

Es importante que realicemos este ejercicio con lentitud y sin prisas, centrándonos en cada chakra. Este autotratamiento debe ser dominado para poder curar y sanar a otras personas. Por eso, debe hacerse bien.

Autotratamiento reiki en 21 días

Seguro que alguna vez hemos escuchado que en el primer nivel de reiki hay que pasar 21 días tratándose con reiki. Esto tiene que ver con la autocuración. La razón de estos 21 días es que los expertos señalan que es el tiempo que se necesita para crear un hábito. Por eso, tras esos 21 días las personas que desean convertirse en maestros reiki deben seguir practicando la autocuración. Cuanto más practiquen, mejor preparados estarán para poder realizar mejor su trabajo.

Crisis curativa

Cuando nos sometemos por primera vez al reiki o cuando hacemos un autotratamiento experimentaremos unos efectos secundarios que no deben hacer que dejemos esta práctica a un lado. La razón de que sintamos náuseas, fatiga, incremento de la sudoración o de las evacuaciones es porque estamos liberando al cuerpo de las toxinas acumuladas. Por lo tanto, no debemos preocuparnos.

Al igual que cuando purgamos nuestro cuerpo alimentándonos de una manera más saludable o practicando el ayuno vamos más al baño, el reiki tiene sus propios efectos secundarios que derivan de esa limpieza que estamos haciendo. A esto se le conoce como crisis curativa y, también, supone toda una prueba para aquellas personas que quieren iniciarse en esta práctica.

La crisis curativa no dura mucho. La sudoración excesiva y los dolores de cabeza pueden durar unos 3 días. La inestabilidad emocional una semana y así con otra serie de síntomas que son una señal de que el cuerpo está liberándose de todas las toxinas que estaban acumuladas en él.

Si continuamos practicando la autocuración reiki, pasados unos días los síntomas remitirán y nos sentiremos mejor que nunca. Pero, debemos durante 21 días practicar la autocuración todos los días sin excepción. Hacer esto merecerá la pena, pero esto no se termina aquí. Tenemos que continuar practicando la autocuración. Debe convertirse en un hábito que forme parte de nuestra vida como futuros maestros reiki.

Conclusiones y recomendaciones

Como hemos podido ver, el autotratamiento reiki no es difícil de llevar a cabo, aunque no todas las personas deberían hacerlo. Solamente aquellos que se están formando para convertirse en expertos reiki saben todo lo necesario para tratarse a ellos mismos y hacer lo propio con los demás. Si decidimos probarlo en nosotros sin tener los conocimientos necesarios la única consecuencia que puede haber es que el autotratamiento no tenga el efecto deseado.

Esperamos que si te acabas de iniciar en la práctica reiki o si estás pensando en hacerlo, sepas un poco más sobre lo que descubrirás en el primer nivel. Piensa que al igual que no puedes amar a otras personas si no te amas a ti mismo, esto es igual. No podrás curar ni sanar a otros si eres incapaz de hacerlo contigo. Además, recuerda que tras los 21 días el autotratamiento no se termina. Este debe continuar para que puedas seguir creciendo.