Saltar al contenido
Blog de Reiki

El significado de los colores en Reiki

Si alguna vez has estado en algún taller o curso de meditación, quizás te hayas asombrado al escuchar algo así: “visualiza una esfera de luz de color verde a la altura del corazón”. Esto es lo que conocemos como chakras, puntos de energía a lo largo del cuerpo muy importantes en Reiki y que tienen un color específico.

Los colores de los chakras Reiki tienen un objetivo en concreto. Hoy vamos a indagar en su significado e importancia, y también en la función que tienen estos colores de los chakras en este tipo de terapia alternativa.

Los colores de los chakras Reiki

Existen 7 chakras Reiki principales y cada uno de ellos tiene un color asociado. A continuación, vamos a centrarnos en esos colores y vamos a descubrir qué es lo que se trabaja con ellos.

Rojo

Ayuda a lidiar con posibles problemas de circulación. Tiene que ver con el chakra raíz y, también, ofrece una estimulación del espíritu.

Naranja

Es un color que mejora el nivel de optimismo y, por ende, aumenta la vitalidad y disminuye la fatiga.

Amarillo

Es el color de la creatividad que estimula la mente, aunque también el cuerpo físico, favoreciendo el tono muscular en personas deportistas.

Verde

Para los problemas de insomnio o nervios, este color ayuda a lidiar con el estrés mientras tranquiliza.

 

Azul

Ideal para problemas con infecciones que proporciona bienestar y una sensación refrescante de salud.

Violeta

En momentos de ansiedad, miedos conscientes e inconscientes, y gran angustia este color es esencial.

 

Magenta

En casos de personas con una presión arterial baja, este color ayuda a aumentarla. También, lidia con momentos de tristeza o depresiones.

 

Como bien hemos podido ver, cada uno de los chakras Reiki ofrece un tipo de sanación especial. Por eso, también es importante saber que cada uno de ellos tiene una zona específica del cuerpo. En el caso del color rojo, sabemos que se encuentra en el chakra raíz, es decir, en la base de la columna vertebral.

El naranja, en cambio, se ubica bajo el ombligo, lugar en el que las emociones hacen su mayor efecto. Porque, ¿verdad que cuando estamos nerviosos es en nuestra barriga donde notamos el efecto de lo que sentimos? Mediante gases, diarreas…

Al igual que la energía de los símbolos en reiki, los colores de los chakras tienen un gran poder. Se podría trabajar un chakra sin atender a su color, pero es que el color aumenta la energía y permite trabajar mejor con la dolencia que se está atendiendo.

¿Qué significa ver los colores en una sesión de Reiki?

Muchas veces, en una sesión de Reiki, las personas se asustan porque ven alguno de los colores de los que hemos hablado. No saben si están alucinando, si el Reiki les está haciendo un efecto nocivo o qué les está pasando realmente.

Nuestro consejo es que no se asusten. Ver un color en concreto indica que el Reiki está obrando su sanador efecto. Por ejemplo, si nos duele el pecho y en una sensación de Reiki vemos el color violeta al tener los ojos cerrados, es que la energía Reiki está limpiando.

En este caso, lo que está limpiando es la ansiedad, la angustia o una profunda preocupación o miedo que afecta a nuestro pecho. El Reiki está permitiendo liberar al cuerpo de ese dolor y de ese malestar. Ver el color violeta es una muy buena señal. ¿Has visto alguna vez algún color en especial en una sesión de Reiki? ¿Te has asustado o te ha preocupado haberlo visto?