¿Cuales son los Beneficios de practicar pilates con máquinas?

El método pilates es una vigorosa clase de ejercicios perfectamente beneficiosa para todas las personas que tengan un genuino interés en regenerar u optimizar sus condiciones físicas. Puedes practicarlos tanto de pie como en el suelo, solamente con tu cuerpo o puedes practicar pilates con máquinas. El creador del pilates Joseph Pilates, diseñó un grupo de máquinas específicas para trabajar tu cuerpo, que responden al criterio con el cual creó su método.

Estas máquinas se ajustan perfectamente a la propuesta que Pilates tenía acerca de la manera de trabajar y potenciar la anatomía humana. Tienen la posibilidad de adaptarse a tus condiciones particulares y de ajustarse en la medida en que vas progresando en el acondicionamiento y potenciación de la energía de tu organismo. En su estructura incorporan muelles (resortes) que incrementan tu resistencia, flexibilidad y fortaleza.

Para su diseño, Pilates pensó en la manera de emular los movimientos naturales del cuerpo humano durante sus actividades diarias. Sin embargo, como se trata de ejercicios, trató de incorporarle niveles de exigencia que implican un trabajo más o menos intenso en acuerdo a las condiciones físicas de cada uno de sus usuarios. Su propósito central siempre fue disponer el cuerpo para un desempeño óptimo de esas actividades cotidianas.

El pilates con máquinas acelera la tonificación de tu cuerpo

Las máquinas diseñadas por Pilates, tienen a su favor que al emular los movimientos naturales del cuerpo y elevar el nivel de demanda de energía, aceleran el proceso de optimización de las condiciones de tu organismo. Además de esto, si acaso estás en proceso de recuperación por alguna lesión o si solo eres un aprendiz, hacer pilates con máquinas te brinda una posibilidad de adaptación del uso de tu energía al nivel específico de tus condiciones.

El pilates tiene además otra ventaja nada despreciable, es una clase de ejercicio de no impacto, ni de movimientos bruscos o forzados; con él todo debes ser lento, metódico, concienzudo, fluido, agradable. Su esquema de correas o resortes te ayuda a potenciar la movilidad de cada una de las zonas o segmentos de tu cuerpo sin exagerar la exigencia de energía para que los músculos y articulaciones no sufran de u sobre trabajo.

Un poco más allá de los regulares ejercicios en el suelo o de manos libres, el uso de las máquinas para realizar pilates, te ayuda a estar más consciente de tu cuerpo y acelera e incrementa la adopción de una postura mucho más alineada o derecha desde tu cadera hasta tu cabeza. De este modo, es seguro que te vas a sentir aliviado de los dolores crónicos de espalda.

Cada accesorio que tienen sus máquinas cumple una función anatómica específica. La máquina denominada como Performer incorpora unos extras (hombreras) que hacen posible que te percates del grado de tensión en el que mantienes a tus hombros mientras realizas algún ejercicio y te ayuda en consecuencia, a relajarlos para reducir el gasto de energía innecesariamente.

Si tu caso es el de aquellos que ya han alcanzado un buen grado de fortalecimiento general de tu cuerpo y quieren incrementarlo aún más, puedes exigirte ese “más” acondicionando los muelles de las máquinas a tus nuevas necesidades. Esto se traduce en que va a ser indispensable que eleves el nivel de fuerzas que se requiere para completar cada ejercicio. El elevar tu nivel de exigencias es el reto constante a superar.

Pilates representa un desarrollo integral cuerpo mente

 pilates con máquinas

Pero no se trata solo de fuerza física, se trata de un desarrollo integral de la relación entre cada segmento de tu cuerpo y tu mente, y esto incluye el modo como haces tu respiración. En los ejercicios de pilates necesitas desarrollar tu equilibrio, tu coordinación, el control general de tu cuerpo para efectuar cada ejercicio de manera correcta y extraer de ellos el provecho y los beneficios para los cuales fueron pensados y que deben reportarte.

En una continuidad absoluta desarrollada a partir de los fundamentos del pilates (como la respiración correcta y el pleno control de tus movimientos), las máquinas tienen la utilidad peculiar de apoyar a los practicantes iniciales para la ejecución de sus ejercicios y posteriormente, ir intensificando sus niveles de exigencia paulatinamente.

Los ejercicios de pilates con máquinas te brindan una enorme variedad de ejercicios, posturas y opciones de ejercitación, y con tantas posibilidades que hasta los deportistas profesionales los emplean como complemento de su entrenamiento habitual. El pilates ayuda a todos a amoldar sus movimientos corporales con la respiración y con el grado de control que todos tienen sobre cada uno de los ejercicios y movimientos que necesitan completar.

El entrenamiento más completo con el uso de las máquinas del pilates

Todo entrenamiento siempre se inicia con un calentamiento previo, que va seguido de un proceso de activación de cada parte de tu cuerpo: pies, piernas y brazos, tus músculos abdominales y tu cadera, estiramiento y flexibilización de tus vértebras, extensión y rotación de tu columna, flexiones laterales y ejercicios globales que hacen posible la integración de toda la actividad que acabas de terminar.

Es posible afirmar que una de sus máquinas bautizada como Reformer, es el accesorio con mayor versatilidad con los que puedes practicar pilates con máquinas. Cada componente que incorpora, tiene un uso particular que está indicado para actuar en cada segmento de tu cuerpo y en posiciones diferentes. Sin embargo y simultáneamente, es capaz de hacer trabajar todo tu cuerpo en conjunto.

Estas máquinas se emplean teniendo como meta no solo los intereses y condiciones de cada practicante sino el fin para el cual fueron diseñadas: ejercitar de manera integral el conjunto de los miembros de tu cuerpo. En el caso de hacer los ejercicios de pilates con máquina, tienes beneficios adicionales a la hora de entrenar: uno de ellos, tal vez el más importante, es evitar que sufras lesiones; el otro, adaptar al máximo los ejercicios a tus necesidades personales.

Se trata de aparatos que facilitan la realización de los ejercicios y como producto concreto de su diseño, te ayudan en la regeneración de algún miembro si has sufrido lesiones por supuesto, no de gravedad. Te alivia de dolores y padecimientos tanto en tu área dorsal (en la columna), como en tus hombros, articulaciones de las rodillas, los tobillos, etc.

Todo su diseño está pensado en función de esas necesidades. Así funcionan tanto sus resortes como el resto de sus accesorios. En su conjunto, hacen posible regular las intensidades de cada ejercicio en función de tus criterios, necesidades y condiciones particulares. Así podrás desarrollar tu resistencia, tu fuerza y tu flexibilidad simultáneamente. Todo esto sumado a una mejor respiración, redunda en la reducción de los niveles de la tensión mental cotidiana.

Una mayor pluralidad de ejercicios

Los múltiples y diferentes aparatos diseñados específicamente para los ejercicios de pilates (tanto como su actualización moderna) hacen posible que realices una mayor cantidad y pluralidad de ejercicios para cada parte de tu cuerpo. De este modo, no te aburres cumpliendo una rutina fija e invariable sino que la vas modificando a medida que mejoras e incrementas tus condiciones.

Por otro lado, todo tipo de ejercicios (si quieres alcanzar los beneficios que te ofrecen) requieren de periodicidad y sistematicidad, y esto incluye a los pilates. Por esta razón, necesitas practicarlos cuando menos, dos veces por semana. Si estás decidido podrás ver muy prontamente, como mejora tu cuerpo en general, sentirás tus músculos tonificados y flexibles especialmente los de tu abdomen y tu espalda.

4 máquinas para tus ejercicios de pilates

Joseph Pilates diseñó cuatro máquinas iniciales para realizar sus ejercicios. Estos aparatos son:

1. Cadillac

Es su máquina de mayor tamaño. Está compuesta por una suerte de cama rodeada por una estructura de metal con argollas y muelles adosados y elementos suficientes para sostener tu peso en el aire al modo de los trapecios. Los ejercicios en esta máquina suelen ser muy controlados pero al mismo tiempo, muy fluidos

2. Reformer

Esta máquina similar a la anterior, pero posee una plataforma que se puede deslizar que está enganchada a resorte que permiten incrementar la intensidad de tus ejercicios. Incluye además, unas correas de las que puedes tirar tanto con las manos como con los pies. En ella puedes hacer ejercicios estando acostado, de pie o sentado. Hace posible variar tanto el tipo de ejercicios como en la intensidad de cada movimiento.

3. La Silla

Esta es una máquina de pequeñas dimensiones. Está integrada por una tarima y una palanca (pedal) a la que se le sujeta unos resortes para efectuar los múltiples ejercicios pero es un excelente instrumento para optimizar la posición natural de tu espalda y alinearla perfectamente con tu cadera y tu cabeza.