Saltar al contenido
Blog de Reiki

Reiki a distancia: Todo lo que debes saber

Muchas personas pensarán que estamos hablando de hacer sesiones por Skype o cualquier otro medio que permita la comunicación a distancia con un profesional del Reiki. Sin embargo, estamos equivocados. El Reiki a distancia va mucho más allá de todo esto.

Hoy vamos a descubrir este curioso concepto, además de una manera que muy pocas personas conocen en la que el Reiki también actúa. Veremos cómo se debe proceder para realizar Reiki a distancia, sus beneficios y algunas cosas que tendríamos que tener en cuenta.

¿Qué es el Reiki a distancia?

El Reiki a distancia es una manera de realizar Reiki de forma no presencial. La persona especializada en este tipo de medicina alternativa contará con una serie de recursos para permitirnos beneficiarnos de esta terapia sin estar presentes.

Esta técnica de Reiki es ideal si no podemos asistir a una sesión presencial por determinados motivos. Sin embargo, lo más curioso de esta técnica es que no solo nosotros podemos beneficiarnos de ella.

¿Qué queremos decir con esto? Que podemos utilizar el Reiki a distancia para enviarle esa energía curativa a un familiar o a una persona que queremos mucho y que deseamos que se beneficie de esta práctica. No obstante, hay determinados pasos a seguir para que el Reiki a distancia tenga éxito en estos casos.

Sesión de terapia de Reiki a distancia 

En este punto, vamos a descubrir qué pasos hay que seguir para poder utilizar el Reiki a distancia. Pues, son necesarias una serie de condiciones. Una de ellas, la más importante, es el permiso que nos tiene que dar la otra persona para poder enviarle esta energía sanadora.

Si somos nosotros los que queremos beneficiarnos de esta técnica, no hay problema. Podemos dar el permiso por motu propio. Sin embargo, si deseamos que el profesional de Reiki envíe esa energía sanadora a alguien que se encuentra en la distancia, tendremos que pedirle permiso.

La importancia que tiene esto es que el terapeuta puede notar determinada resistencia al empezar a enviar la energía. Puede darse cuenta de que esta no fluye o que existe como un bloqueo. En estos casos, si el motivo se encuentra en que la otra persona no está de acuerdo con esto, la terapia no surtirá efecto.

Técnicas para enviar Reiki

Después de que la otra persona de permiso para enviar Reiki a distancia, si es el caso, se procederán a poner en práctica determinadas técnicas para llevar a cabo esta terapia. En total son 3 formas diferentes de enviar Reiki a distancia. Veamos en qué consiste cada una de ellas.

La primera hace uso de un objeto (cojín, muñeco) para usarlo como medio para proyectar la energía Reiki. Así, se le realiza Reiki a ese objeto y la persona a la que esté asociado recibirá la energía que le estamos transmitiendo.

La segunda utiliza una fotografía de la persona a la que queremos que le llegue la energía Reiki. El terapeuta le realizará Reiki a la foto tal y como lo haría con la persona si estuviese presente.

La tercera técnica consiste en escribir en un papel el nombre y los apellidos de la persona. Esta técnica es sencilla y muy beneficiosa, porque se le puede hacer Reiki a varias personas al mismo tiempo.

La cuarta y última de las técnicas para enviar Reiki a distancia es hacer uso del cuerpo. Pueden ser las manos del terapeuta o nuestras, por ejemplo. Así se visualiza que la otra persona está ahí y se hace Reiki con normalidad.

Sanación Reiki

Una vez se han puesto en práctica estas técnicas de sanación Reiki la persona recibirá la energía sanadora como si estuviese presente. Para que esta práctica tenga éxito el profesional debe saber visualizar y utilizar los símbolos adecuados para que la energía llegue a su destino.

En este caso, al ser Reiki a distancia, el terapeuta debe tener un grado mayor de concentración y enviar una energía aún más potente para que así pueda ser recibida. Las dolencias que trata este tipo de Reiki son las mismas que en una sesión presencial y el grado de efectividad, siempre que haya permiso, sigue siendo igual de alto.

Beneficios del Reiki a distancia

Los beneficios que tiene el Reiki a distancia, como hemos ya mencionado, es que no se necesita estar presencialmente en una consulta. Por lo tanto, no existen límites y esto permite que la energía del Reiki llegue a cualquier parte del mundo.

Sin embargo, uno de los grandes beneficios de este tipo de Reiki es que se puede enviar su energía sanadora al pasado y al futuro. Es decir, podemos enviársela a un ancestro o a un hecho que se vaya a producir en el futuro.

Este tipo de Reiki no solo actúa sobre las personas, aunque sea en lo que más nos hemos centrado. El Reiki a distancia es tan generoso que puede enviarse al Planeta, a un evento futuro (cirugía, entrevista de trabajo)… Es sumamente potente.

¿Cuándo es recomendable enviar Reiki?

El Reiki a distancia es recomendable enviarlo siempre. Esta energía no daña a nadie. Es sanadora, amorosa y alivia dolencias. Solo hay un caso en el que no es recomendable enviar Reiki y es cuando una persona a quien se lo queremos destinar nos niega el permiso para hacerlo.

El motivo está en que por mucho que la terapia se lleve a cabo no surtirá efecto. Para recibir los beneficios del Reiki hay que estar abierto a recibir la energía. De otra manera, se bloqueará.

¿Realmente funciona el Reiki a distancia?

Muchas personas pueden tener dudas acerca de la efectividad del Reiki a distancia. No obstante, los beneficios que se obtienen son los mismos que en una sesión presencial. La única diferencia es que no estaremos en un espacio concreto, con unas circunstancias especiales y un terapeuta a nuestro lado. Pero el Reiki estará actuando.

¿Te animarías a probar el Reiki a distancia? ¿Has intentado enviarle Reiki a distancia a alguien? Probarlo por ti mismo te permitirá salir de dudas sobre su efectividad. Te animamos a hacerlo.