Los mejores zafus para yoga y meditación: Comparativa y Beneficios

Un zafu que es como también se conocen los cojines para meditación es un excelente complemento para tus ejercicios diarios. Se afirma que el zafu fue creado por el propio Buda quien un día decidió utilizar un manojo de hierbas desecadas semejantes a juncos, para hacer su meditación con mayor comodidad. Al día de hoy y después de pasar por múltiples geografías, los cojines de meditación se fabrican con todo tipo de relleno blando y acogedor.

Este tipo de cojines es un aditamento especial, útil para que lleves a cabo tus ejercicios de meditación adoptando una postura perfectamente confortable y además, correcta. Desde tiempos muy remotos han sido empleados por toda clase de practicantes para meditar, lo han usado tanto novatos como iniciados. Siempre han cumplido el objetivo de mantener tu zona lumbar con cierto grado de inclinación hacia adelante que es la adecuada para el ejercicio.

Zafus para meditar: ¿Recomendados?

Si te fijas bien, cuando estás sentado en meditación, ambas rodillas junto con la zona del coxis conforman un triángulo. Este triángulo es a su vez, la figura geométrica cuyos tres puntos de unión permiten mantener tu postura en condiciones de estabilidad y equilibrio. Asumir una postura cómoda es junto con todas las técnicas de la meditación, una condición deseable para que tus ejercicios se desarrollen perfectamente bien.

Para llevar a cabo tu meditación, necesitas poder alcanzar un buen estado de concentración y este no sería posible si la postura que has adoptado te resulta incómoda. Si tal cosa ocurriese, tendrías motivos constantes de distracción y esto dificultaría tu concentración. En contraste, si dispones de un zafu te será posible superar toda incomodidad en tu postura y con ello alcanzarás la concentración necesaria sin obstáculos.

Probablemente tú no seas uno de esos yoghis que pueden sentarse a meditar en cualquier lugar y en cualquier momento (y si estás leyendo esto, con seguridad no lo eres) entonces, no te haría nada mal que te ayudarán a conseguir la postura correcta valiéndote de un zafu o cojín de meditación que te hará sentir confortable durante tu ejercicio.

Los beneficios de utilizar un zafú durante tu meditación

En primer lugar, debes saber que un cojín de meditación no es un cojín cualquiera, tiene un diseño muy a propósito de la función que debe cumplir. Como ya sabes, está fabricado para que tu zona lumbar alcance el grado de inclinación que se necesita para alcanzar la alineación perfecta con tu columna vertebral y tu cabeza. 

Un cojín de meditación sostiene tu coxis con un mínimo de elevación útil para que tus muslos, rodillas y pies, asuman una posición relajada y confortable. Esta altura en relación con la alineación de la columna te permite mantener la postura durante mucho tiempo sin cansarte, facilita además, la realización de la respiración completa y profunda.

Cuando estás sentado sobre un cojín en meditación, alcanzarás una sensación de relajamiento pleno, tus músculos se destensan y aunque te sea difícil creerlo, el ritmo de las pulsaciones de tu corazón se reduce y disminuye la tensión arterial. Todo esto deriva en un nivel de concentración muy elevado que te permite desarrollar un ejercicio de meditación más profundo y efectivo.

Diferentes tipos de cojines para meditación

cojines para meditar

Los tipos de cojines para tus ejercicios de meditación no son tan extensos como pudieras pensar. Básicamente son dos los modelos básicos: el clásico zafu redondo y el zafu con figura de media luna que está pensado para brindarte la mayor comodidad posible al estar sentado sobre él.

El primero de estos cojines es el tradicional y es el que utiliza la mayor cantidad de practicantes de la meditación; es el zafu habitual en los templos budistas del oriente para practicar la meditación Zen. Este cojín está relleno de una espiga similar al trigo silvestre llamada espelta y cuya funda está hecha por lo regular, de algodón.

El cojín con forma de media luna también es muy beneficioso para los practicantes de la meditación. Ayuda de manera considerable a adoptar la posición correcta al estar sentado, sobre todo a aquellas personas que suelen sufrir de problemas en la espalda. Por su forma, este modelo de zafu facilita la ubicación que tus muslos, piernas y pies deberían adoptar. Favorece la aproximación de tus pies a tu cuerpo lo que hace parte de la corrección de la postura.

¿Qué debes pensar a la hora de elegir tu cojín de meditación?

Elegir el cojín más adecuado para tus ejercicios de meditación no está sujeto a demasiados factores. El primero de estos y tal vez el más significativo, está referido a tus características físicas: si eres alto o bajo, si eres de contextura gruesa o delgada, si sufres de alguna dolencia corporal específica y de tu capacidad adquisitiva. El segundo es el uso que vas a darle, la necesidad que tienes de él.

Tu cuerpo es (aunque te parezca que no) único y diferente a todos los demás. Durante tu proceso de crecimiento ha desarrollado numerosas cualidades que lo particularizan desde el punto de vista de sus dimensiones y su flexibilidad. Así, hay cuerpos delgados y poco flexibles y cuerpos pesados con una flexibilidad asombrosa. Observa y siente la flexibilidad de tu espalda, tus tobillos, tu cadera y sabrás qué puedes hacer y qué no.

Dependiendo de estos factores habrás de adquirir un cojín que te sea adecuado y favorable. Después de esto, solo te queda por resolver el precio que puedes y quieres pagar por él y el tipo de diseño (colores, materiales, tipo de relleno, etc.) que sea de tu preferencia. Por supuesto, para elegir tu cojín, igualmente deberás pensar en términos de la relación entre la calidad y el precio de cada uno de ellos.

El cojín clásico

Los cojines clásicos redondos son muy útiles para tu postura de piernas cruzadas, su altura (por lo regular de unos 15 centímetros aunque los encuentras de mayor altura) permite que tus piernas queden situadas perfectamente cómodas en la cercanía de tu cadera. Ciertamente te obliga a hacer un pequeño y muy leve esfuerzo para mantener tu espalda recta, pero esto no te genera ninguna clase de incomodidad.

El cojín con forma de media luna

Como ya sabes, este modelo de cojín de meditación es más apto para las personas que sufren alguna dolencia en su espalda. También es muy adaptable para las personas que apenas se están iniciando en estas actividades. Su diseño es muy ergonómico y hace posible que tu cuerpo se acomode a él muy fácilmente, algunos modelos tienes una especie de escalón donde sitúas tu cadera para que alcances una mayor comodidad.

Sus dimensiones son un poco mayores a las de los cojines los tradicionales porque están pensados para las personas que se están iniciando en la práctica de la meditación o bien que padezcan dificultades físicas leves en su espalda o cadera.